19May

Nueva financiación para emprendedores

Encontrar financiación para emprendedores es una de los principales inconvenientes a la hora de crear una nueva empresa. Por ello, es necesario conocer las ayudas y subvenciones que existen para apoyar a los nuevos emprendedores.

En primer lugar, una de las principales ayudas enfocadas al autoempleo es el llamado “pago único por desempleo” o también conocido como “capitalización por desempleo”. Para poder acceder a ella será necesario:

– No haber comenzado la actividad cuando se presenta la solicitud.

– Cobrar la prestación por desempleo durante tres meses.

– Comenzar la actividad en el plazo de un mes.

Por otra parte, otra alternativa de la que disponen los jóvenes desempleados que desean emprender es acceder al “Préstamo participativo de creación de empresas para jóvenes”, financiado por Enisa (Empresa Nacional de Innovación). Para poder acceder a esta ayuda, es importante ser menor de cuarenta años y utilizar los fondos facilitados en la subvención para adquirir los activos necesarios para el desarrollo de la actividad. Enisa cuenta con una amplia experiencia en la financiación de proyectos empresariales innovadores y con proyección de futuro.

Microcréditos específicos para mujeres emprendedoras.

Otro colectivo que cuenta con subvenciones específicas para su financiación empresarial es el de las mujeres emprendedoras. Dentro de estas ayudas especialmente destinadas a ellas, destacan los microcréditos concedidos por el Ministerio de Igualdad y las ayudas asignadas por el Instituto de la mujer.

Por otra parte, el Ministerio de Economía y Competitividad ofrece apoyo económico a aquellos proyectos que supongan una innovación tecnológica. Entre ellos, destaca una reducción fiscal para proyectos de investigación que oscila entre un 35 % y un 60 %.

Financiación: ayudas y subvenciones para empresas tecnológicas

Así pues, dentro de las ayudas y subvenciones destinadas a apoyar a aquellas empresas que cuentan con una base tecnológica, destacan tres: las llamadas EBT (ayudas para empresas de base tecnológica propiamente dichas), las ayudas del programa NEOTEC (enfocadas a la actividad investigadora y desarrollo de tecnología) y el programa INNVIERTE (que apoya la inversión de capital riesgo en empresas con una base tecnológica).

No obstante, existen ayudas y subvenciones propias de cada Comunidad Autónoma tanto para la creación como para la modernización de empresas innovadoras. Por ello, es preciso acudir a la normativa autonómica correspondiente en cada caso.

Por otra parte, si el objetivo fundamental de la empresa de nueva creación es expandirse a nuevos mercados, existen ayudas para la internacionalización. El Instituto de Comercio Exterior será el encargado de gestionar este tipo de ayudas.

Por último, dos programas europeos importantes serían el llamado “Horizonte 2020” y el programa COSME. El primero establece un sistema de subvenciones a fondo perdido para la financiación de emprendedores de un 100 % del coste proyectos I+D (vinculados a investigación e innovación). El segundo tiene como finalidad impulsar el desarrollo de las habilidades empresariales de nuevos emprendedores, especialmente de los más jóvenes y de las mujeres.

 

 

Leave A Comment